DEFENSA PERSONAL

Con una intensa preparación física inicial, preparamos el cuerpo para saber responder a cualquier temor. Preparamos la mente frente la amenaza de un rival, trabajamos técnicas para neutralizar, minimizar o liberarnos de las acciones provocadas contra nosotros.
Aprendemos a reconducir la violencia contraria, en una defensa efectiva.
Es una actividad muy dinámica, divertido, y no causa ningún daño.